Suelo

ProductosSuelo

Conozca nuestros productos ›

Revitalizar los suelos

Aunque hay muchos factores que pueden influir en la producción agrícola, unas bases sólidas son la clave para reducir la distancia que hay entre el potencial genético y el rendimiento de los cultivos. Como cualquier agricultor sabe, disponer de un suelo en buen estado que proporcione nutrientes, evite enfermedades y mantenga su estructura es primordial para obtener la mayor productividad.

Un agribioma saludable

A medida que crecen las plantas, algunos nutrientes son extraídos del suelo, por lo tanto es necesario entender cómo funciona el suelo y aporta los nutrientes necesarios para apoyar el crecimiento de los cultivos. Para asegurar que el suelo se reabastece cada temporada, se debe prestar especial atención a la fertilidad, al pH, a las técnicas de laboreo, al contenido de materia orgánica, al drenaje, a las prácticas de cultivo, a la elección del sitio, a la preparación del terreno y a las poblaciones de micro fauna y micro flora viables.

Retención de humedad y las bacterias beneficiosas del suelo

No todos los microorganismos del suelo son perjudiciales para la producción de cultivos. De hecho, una rizósfera y zona de radicular sana favorecen el rendimiento de los cultivos. La gestión de los microorganismos del suelo con la activación de la micro flora beneficiosa y la reducción de patógenos del suelo, son pasos importantes para aumentar el rendimiento de los cultivos.